Camino Neocatecumenal

Familias en misión

En 1985 Kiko, Carmen y el Padre Mario presentaron a san Juan Pablo II un proyecto – acogido con enorme entusiasmo por su parte– para reevangelizar el norte de Europa con el envío de familias misioneras acompañadas de un presbítero. En 1986, el Papa envió las primeras 3 familias: una al norte de Finlandia, otra a Hamburgo (Alemania) y la tercera a Estrasburgo (Francia). En 1987 fueron enviadas las primeras 3 familias a los llamados “pueblos jóvenes” de Latinoamérica.

El 30 de diciembre de 1988, Juan Pablo II llegó en helicóptero al Centro Internacional del Camino Neocatecumenal en Porto San Giorgio para enviar a 72 familias por todo el mundo. “Iglesia Santa de Dios, tú no puedes hacer tu misión, no puedes cumplir tu misión en el mundo, si no es a través de la familia y de su misión”. “La Sagrada Familia no es otra cosa que esto: la humana familia en misión divina. Familia en misión, Trinidad en misión. Debéis ayudar a la familia, debéis protegerla contra toda destrucción”, dijo aquel día san Juan Pablo II.

Desde entonces, casi 1.800 familias han sido enviadas por los últimos Pontífices a los cinco continentes a evangelizar con su testimonio de vida cristiana a imagen de la Sagrada Familia de Nazaret y a través de diversas tareas misioneras.

Son familias que, después de años en este itinerario de formación postbautismal, muchas reconstruidas, se sienten agradecidas a la obra de salvación que Dios ha obrado en ellas. Estas familias, la mayoría con varios hijos, se ofrecen para ir en misión dejando la comodidad de sus lugares de origen. Parten en misión allá donde los obispos ven la necesidad del testimonio de una familia cristiana, viviendo y arraigándose en las iglesias locales y realizando diversas tareas evangelizadoras, participando en la implantación de nuevas comunidades cristianas. 

En los Estatutos del Camino, se indica que la realización del Camino Neocatecumenal puede ser ayudada por familias en misión que, a petición de los Obispos, se establecen en zonas descristianizadas o donde sea necesaria una “implantatio ecclesiae” (Art. 33 [Familias en misión], Estatutos del Camino Neocatecumenal, 11 de mayo de 2008)