Camino Neocatecumenal

Seminarios diocesano-misioneros Redemptoris Mater

El 26 de agosto de 1986, Juan Pablo II acogió con entusiasmo la propuesta de Kiko, Carmen y el Padre Mario de instituir en Roma un Seminario Diocesano Misionero para la formación de presbíteros para la Nueva Evangelización y encargó al Cardenal Ugo Poletti, Vicario de Su Santidad, erigirlo.

Desde entonces se han erigido 122 seminarios, que tienen 3 características fundamentales: son diocesanos, misioneros e internacionales. Dentro de la formación académica, humana y espiritual de estos seminarios se incluye un periodo de evangelización misionera, y una vez ordenados presbíteros –después de unos años de trabajar en las parroquias–, el obispo diocesano les permite partir para servir en las diversas modalidades de misión que lleva a cabo el Camino Neocatecumenal, según lo establecido y aprobado por el Vaticano en los Estatutos.

El Seminario es erigido por el obispo diocesano y acoge jóvenes que han descubierto la vocación gracias al itinerario neocatecumenal de iniciación cristiana. En el seminario, la formación cristiana a través del Camino Neocatecumenal en comunidad es un elemento específico y básico del recorrido formativo.

En los años sucesivos, numerosos obispos han seguido el ejemplo del Santo Padre abriendo otros seminarios.

Desde 1990, año de las primeras ordenaciones, hasta la actualidad, los presbíteros ordenados en los Seminarios Redemptoris Mater son unos 2.380. En la actualidad, hay 2.300 jóvenes que se están preparando para la sagrada ordenación.