Convivencia de obispos de Europa en la Domus Galilaeae 24-III-2008

Benedicto XVI

Korazim, 24-29 de marzo de 2008

Del 24 al 29 de marzo ha tenido lugar en la Domus Galilaeae una convivencia de 200 obispos y 9 Cardenales de Europa.
El secretario de Estado en nombre del Papa ha enviado a los participantes un telegrama que publicamos a continuación:

«Con ocasión del convenio en la Domus Galilaeae promovido por el Camino Neocatecumenal sobre el tema de la Nueva Evangelización en el continente europeo, el Sumo Pontífice dirige un cordial pensamiento y mientras desea que este significativo encuentro favorezca la contemplación siempre más viva del icono de Cristo, verbo del Padre, suscite un creciente e incisivo testimonio evangélico, asegura el recuerdo en la oración e imparte de corazón a los señores Cardenales, obispos, presbíteros y a todos los participantes la implorada Bendición Apostólica».

Cardenal Tarcisio Bertone
Secretario de Estado de Su Santidad Benedicto XVI

Al final de la convivencia los Cardenales participantes, han enviado la siguiente carta de agradecimiento al Santo Padre:

«…Llenos de alegría en estos lugares donde el Señor resucitado ha enviado a sus discípulos para la misión universal de la Iglesia, hemos reflexionado sobre la Nueva Evangelización de nuestro continente a través de las nuevas realidades eclesiales, en particular del Camino Neocatecumenal…
Le estamos muy agradecidos por su atención a la praxis litúrgica del Camino: frente a la crisis en Europa de la familia, de los jóvenes, de las vocaciones, hemos podido ver los frutos de esta iniciación cristiana, basada en la escucha de la Palabra de Dios, en la celebración de la Eucaristía en pequeñas comunidades y en la comunión fraterna: familias reconstruidas, con muchos hijos, de las cuales surgen numerosas vocaciones… ¡verdaderamente una esperanza para Europa! Como siempre, toda renovación de la Iglesia es fruto de un don del Espíritu Santo, acogido y defendido por Pedro.

Las palabras proféticas pronunciadas por Juan Pablo II en el V Simposio de las Conferencias Episcopales de Europa (1985), de que la Iglesia para poder reevangelizar Europa debe “retornar al primerísimo modelo apostólico”, han sido realizadas por Usted con el envío de los primeros 7 presbíteros para la “Missio ad gentes”, cada uno acompañado por 3 familias con sus numerosos hijos. La experiencia de los presbíteros, de las familias y de sus hijos es muy positiva: están contentos, llenos de celo, y están haciendo una gran obra en medio a los no bautizados. Muchos de nosotros deseamos empezar esta “Missio ad gentes” en nuestras diócesis…»

Card. J. Meisner Card. S. Dziwisz Card. V. Puljic
Card. A. M. Rouco Card. F. Barbarin Card. S. Rylko
Card. C. Schönborn Card. J. Glemp Card. P. Cordes