Audiencia privada a las comunidades de España e Ivrea 7-12-1986

S. Juan Pablo II

Vaticano – Sala Clementina, 7 de diciembre de 1986

El Papa ha recibido esta mañana en Audiencia privada a los miembros de las Comunidades Neocatecumenales de 5 parroquias de España y a una de Ivrea que están realizando una peregrinación a la Tumba de San Pedro y a la Santa Casa de Loreto. He aquí el discurso del Papa:

«Es motivo de una particular alegría el encuentro con vosotros, hermanos y hermanas de las Comunidades Neocatecumenales que habéis venido a confesar vuestra fe cristiana, a proclamar la fe, y que con la visita a Roma hacéis profesión de catolicidad, de universalidad delante del Sucesor de Pedro en esta etapa importante de vuestro Camino Neocatecumenal: peregrinación al centro de la cristiandad en pleno siglo XX, signo de vuestra voluntad de unión y fidelidad a la Iglesia de Cristo. No podía faltar en vuestro itinerario la visita a la Madre: por eso pondréis a los pies de la Stma. Virgen vuestras esperanzas y vuestros deseos apostólicos a fin de que por su intercesión, su Divino Hijo haga verdaderamente fecundo vuestro testimonio de oración, de sacrificio, de caridad, de servicio a los hermanos.
Deseo animaros en vuestro caminar anunciando la Buena Nueva del Reino para que seáis portadores del mensaje de la esperanza. Os repito la exhortación de San Pedro: “Estad siempre dispuestos para dar razón de vuestra esperanza a todo el que os la pida”. Que este período litúrgico que estamos viviendo sea una gran espera por la venida del Redentor, aquel que es el portador de la paz que el mundo no puede dar. En mis oraciones os confío a María, modelo de esperanza, a fin de que vuestro generoso servicio evangélico, en plena comunión con los Pastores de la Iglesia, produzca grandes frutos de vida cristiana. Os bendigo de todo corazón: mayores y niños, hermanos y hermanas, a todos. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo».