Instituto en Macao de la Congregación para la Evangelización de los pueblos.

La Congregación para la Evangelización de los pueblos ha instituido oficialmente el Colegio Redemptoris Mater para la Evangelización de Asia, con sede en Macao, confiando la dirección al Camino Neocatecumenal.

El Colegio ha sido instituido con el decreto que ha firmado el Cardenal Fernando Filoni, prefecto de Propaganda Fide, el pasado 29 de junio, después de la audiencia con el Papa Francisco. El “Colegio Redemptoris Mater para Asia” abrirá las puertas en septiembre, con un primer núcleo de estudiantes provenientes de diversas naciones del mundo. La iniciativa pretende responder a la llamada de Juan Pablo II que, en la carta encíclica Redemptoris Missio, indicaba el continente asiático como un ámbito territorial, “hacia el cual tendrían que orientarse principalmente la missio ad gentes” (n.37), y al deseo del Papa Francisco que, en la exhortación apostólica Evangelii Gaudium, invita a la Iglesia a “salir” para anunciar siempre el Evangelio. Como se deduce del estatuto, el Colegio depende directamente de la Congregación para la Evangelización de los pueblos, mantendrá los contactos con el obispo local y podrá tener secciones dedicadas en otros sitios o países. Se trata de hecho de un “seminario mayor de la Iglesia, una comunidad educativa que goza de personalidad jurídica canónica y deberá obtener personalidad jurídica según las leyes del país” en el cual está el instituto.

El Colegio tiene la finalidad de preparar futuros sacerdotes para la evangelización en Asia, acompañándoles y educándoles “a la vida de oración y a las virtudes teologales y cardinales, con un serio compromiso en los estudios filosóficos y teológicos y a una acción de evangelización itinerante.

Los presbíteros formados en el instituto “podrán ser enviados, a juicio del prefecto de la Congregación para la Evangelización de los pueblos, en las diócesis que lo pidan”, en diversos territorios y naciones asiáticas, según las necesidades pastorales de cuantos los requieran. “En tal misión de evangelización -se subraya- los presbíteros podrán ser ayudados de familias enteras, formadas en el Camino Neocatecumenal, disponibles también a ser enviadas”.

La formación en el Colegio se configura según las indicaciones del magisterio de la Iglesia, mientras el íter de formación de los seminaristas incluye la participación directa y personal en el Camino Neocatecumenal. Además, según la específica identidad del Colegio, el estudio propuesto tendrá una connotación propia en el plano de la misionariedad”: “A los alumnos -se lee en el Estatuto- se les ayuda a resaltar la dimensión misionera inherente a los diversos temas de la teología, de modo que, incluso a nivel intelectual, sean adecuados preparados para integrarse en la misión universal confiada por Cristo a los apóstoles”. El Colegio está confiado, en particular, a dos patronos: María, Madre del Redentor, y San José, Custodio de la santa Familia de Nazaret. Además, se celebrará “con particular solemnidad la memoria de los santos de las Iglesias de Asia”.

IT: l’Osservatore Romano

ES: Agenzia Fides